Un caballo blanco no es un caballo

un caballo blanco no es un caballo

Woody Allen cuenta que en la ducha se le han ocurrido muchas de sus mejores ideas. A mí me pasa lo mismo. No es que tenga unas ideas tan geniales como el magnífico Woody, pero sí que me parece que la ducha es un momento perfecto tanto para meditar como para imaginar. Desde pequeña he pasado más tiempo de la cuenta bajo el chorro ardiente del agua… Siempre permanecerá en mi mente el recuerdo de mi madre gritándome desgañitada: Ana, ¡que te vas a escaldar!
Pues bien, el otro día estaba cociéndome viva cuando me acordé del filósofo chino Gongsung Long. El hilo del pensamiento se originó porque estoy en plena edición de un libro sobre los rudimentos del chino. Me puse a pensar en la dificultad de escribir y en lo complicado que es ser preciso. Esta dificultad es en ocasiones insalvable porque el problema se halla en las propias palabras y su significado. Jonathan Switf contaba en Los viajes de Gulliver la historia de unos sabios que iban cargados con sacos donde metían las cosas de las que iban a hablar, para así poder ir mostrándolas durante la discusión. Al final los sacos eran tan pesados que inventaron los conceptos y a partir de ahí empezó la confusión en el mundo.

Las palabras con las que nombramos las cosas son incompletas casi por definición. Los chinos desde muy antiguo han pensado en este problema. Es muy famosa la rectificación de los nombres de Confucio, en la que el filósofo, desde un punto de vista político y ético, trata de definir conceptos como la benevolencia, el buen soberano, etc. Si bien, la paradoja del filósofo chino Gongsun Long “un caballo blanco no es un caballo” (Baima fei ma) apunta de lleno a este problema. Esta frase ilógica en apariencia esconde que las palabras no siempre señalan de forma precisa lo que sugieren.

Un caballo no tiene por qué tener todas las cualidades de un caballo blanco (puede no ser blanco); del mismo modo, un caballo blanco no tiene por qué tener todas las cualidades que puede tener un caballo, como por ejemplo ser negro.

Desde el punto de vista estrictamente lingüístico parece claro que ‘caballo’ no es equivalente a ‘caballo blanco’ porque no se pueden usar indistintamente en ciertos contextos. Por ejemplo si decimos ‘este caballo negro es un caballo” no podemos sustituir ‘caballo’ por ‘caballo blanco’ y decir: “este caballo negro es un caballo blanco”.
A esta imprecisión del lenguaje se le añade las escasas ganas de ponerse de acuerdo de la gente, lo que sin duda hace casi imposible la comunicación.

Kangxi Lai Le/康熙來了

kangqilaile
No os perdáis este programa de la televisión de Taiwán.

Es un programa de prime time que lleva más de diez años en emisión y es muy popular también en China continental.

En esta emisión en concreto veréis a unos 外国人 hablando chino.. 羡慕嫉妒恨!!

 

KOI MANUAL BÁSICO DE JAPONÉS

koi manual basico de japones2
He tenido el placer de entrevistar a la profesora Yoko Hakazawa y al editor de Satori Alfonso García para hablar del libro de texto: Koi. Manual básico de japonés.

Estas han sido sus respuestas.

Yoko Nakazawa: «Para conseguir algo siempre se necesitan tres cosas: Douki (motivo);  Yaruki (ganas); Konki (perseverancia)..

El manual que has escrito se llama: Koi. Manual básico de japonés, ¿la palabra «koi» tiene algún tipo de significado? 

Yoko Nakazawa. La palabra «koi»  significa carpa. En Japón se dice que las carpas que  ascienden  los ríos contra corriente son un símbolo de valentía. La decisión del diseño de la portada fue de la editorial.

¿Qué características reúne Koi. Manual básico de japonés para ser considerado un libro para autodidactas? 
Yoko Nakazawa. La mayor parte del libro está escrito en hiragana y katakana, para facilitar el estudio a las personas que se acercan al japonés por
primera vez y por su cuenta.Otro factor es una explicación, lo más sencilla posible, de los aspectos gramaticales, acompañada de  numerosos ejemplos, que ayudan a entender los temas por uno mismo.
Has contado con un dibujante, David López, para realizar los diseños nemotécnicos de hiragana y katakana. ¿Cómo ha sido está colaboración?

Yoko Nakazawa. Fue una colaboración muy sencilla y natural, ya que David fue alumno mío. Pensamos en buscar un modo de asociación con imágenes, para una memorización más efectiva y el creó esos diseños.¿Qué es lo que más nos cuesta a los hispanohablantes cuando nos iniciamos en el aprendizaje del japonés?

Yoko Nakazawa. Creo que la memorización de Kanji y el uso correcto  de los lenguajes honoríficos.

¿Y lo que menos?

Yoko Nakazawa. En general, la pronunciación es muy parecida al español, y para un nivel principiante, el japonés hablado, en cuestión de gramática, es bastante sencillo.

Tienes una larga experiencia en la enseñanza del japonés para hispanohablantes, ¿podría darnos algún consejo para empezar con buen pie el estudio de esta fascinante lengua?

Yoko Nakazawa. Para conseguir algo siempre se necesitan tres cosas:
Douki (motivo);  Yaruki (ganas); konki (perseverancia).
La tercera, es la que requiere más trabajo y una fuerte voluntad, pero generalmente es escasa.

Alfonso García, editor: «Este manual está enfocado a todos aquellos que quieran iniciarse en el aprendizaje del japonés y que no tengan la posibilidad de recurrir a un profesor.»

En la portada del libro se lee «Koi. Manual básico del japonés. Rápido. Divertido y autodidacta».  ¿Qué tiene este libro de «rápido, divertido y autodidacta»?Alfonso García, editor: Este manual basado en la dilatada experiencia de la profesora Yoko Nakazawa, más de treinta años enseñando japonés a hispanohablantes le han servido para desarrollar un método enfocado a las necesidades de los estudiantes cuya lengua materna es el español. Basándose en su método de enseñanza para sus alumnos, que es un método efectivo, rápido y divertido, ha querido publicar un manual para que el alumno pueda, por sí mismo, iniciarse en el aprendizaje del japonés.

¿Por qué decidiste publicar un libro para autodidactas?  ¿Habéis detectado que cada vez estudian más personas por su cuenta?

Alfonso García, editor. Es un hecho que cada vez más personas tienen interés en aprender japonés. Sin embargo, no todas las Escuelas de Idiomas ofertan japonés y hay muchas ciudades en las que es muy difícil encontrar profesor. Este manual está enfocado a todos aquellos que quieran iniciarse en el aprendizaje del japonés y que no tengan la posibilidad de recurrir a un profesor.  Además, el manual es un apoyo para los que ya tienen nociones de japonés pues explica la gramática de manera sencilla y clara, por lo que es muy útil para repasar conocimientos.

Los libros de vuestra editorial están muy bien editados. Koi. Manual básico del japonés no es una excepción, pero seguro que el proceso ha sido muy distinto respecto al resto de vuestros libros de ficción o poesía. ¿Nos podéis contar cómo ha sido este proceso?

Alfonso García, editor. Ha sido un proceso muy fluido porque la profesora Nakazawa tenía muy claro cómo debería ser la maquetación interior. Además nos dejó total libertad para diseñar la cubierta del libro y cuando le presentamos la cubierta dio su aprobación.

En la portada aparece una carpa con un birrete. ¿Qué significado querías sintetizar con este diseño?

Alfonso García, editor. La carpa simboliza el esfuerzo y la valentía. Para emprender el aprendizaje de cualquier idioma, y especialmente del japonés, hay que ser como una carpa, decidida y valiente, y no rendirse nunca.

¿Para cuándo pensáis publicar «Koi, Manual intermedio de  japonés»?

Alfonso García, editor. Es un proyecto que tenemos en mente, aunque no podríamos dar fechas aún, ya que un libro así requiere mucho trabajo y un proceso de creación muy largo.

看看您的周围

看看您的周围

您看到了什么?

您可能没有看到什么特别的: 琐事的小事…

与往常一样

no tan elemental portada

 

 

站在福尔摩斯的角度想想 前辈的推论, 最聪明的侦探, 符号学的先驱,将科学的方法运用于日常生活中的前辈, 密码学和法医学硕士。

您有一样的的技能,您现在试着了解这个陌生人是谁,他在哪儿工作,他去哪儿,他担心什么,他的意图是什么。您开始试着从另一个角度看您的周围。

不要相信您的第一印象, 知道这个世界的真相。

 

 

 

 

 

 

 

daniel foto

 

 

DANIEL TUBAU他的新书让您知道福尔摩斯解密成功的原因。

这本书很值得一读, 而且也是一种挑战。

如果您想成为和福尔摩斯一样,您就读这本书吧。

青岛啤酒 La cerveza Tsingtao

Encontrarte con los amigos te ofrece la posibilidad de discutir, que es un ejercicio muy sano si se hace con la actitud de San Agustín: en una discusión quién pierde gana.  Si además, te tomas una cerveza (o unas cuantas) es posible que se eleve el tono y se calienten los ánimos.

La discusión fue motivada por la marca más conocida de cerveza en China: Tsingtao.  Para aquellos que no saben cómo  funciona el chino, tienen que saber que es raro encontrarse con una palabra como Tsingtao, ya que la inicial ts no se usa en el sistema de romanización actual pinyin.

Cuando llegaron los primeros occidentales a Asia, se inventaron diferentes sistemas de transliteración del chino, es decir, un sistema que permitiera romanizar los sonidos y así poder entender y aprender chino. Al traducir el sonido, los occidentales podían leer y pronunciar los caracteres chinos.

La cerveza Tsingtao se escribe en chino青岛 y se lee en pinyin como Qīngdǎo.Ojo, cuidado, esto no significa que un español lea literalmente Qīngdǎo, me temo que el pinyin no coincide con el español exactamente. Una transliteración del español sería algo así como Chingtao.

Volviendo a la discusión, la polémica se centró en por qué la cerveza Tsingtao se llamaba así. Unos decían que era la pronunciación cantonesa y otros que utilizaba un sistema de romanización más antiguo que el pinyin. Voy a desentrañaros este simpático misterio.

La primera fábrica de cerveza Tsingtao se implantó en 1903 en la ciudad portuaria de Qingdao, que está en Shandong.  Los dueños de la fábrica eran alemanes. Por entonces, el pinyin no se había instaurado como sistema de romanización normalizado, esto ocurrió mucho después, con la llegada de Mao Zedong al poder.

Curiosamente, Tsingtao tampoco es un nombre que corresponda al Wade-Giles, que es otro de los sistemas de transcripción del chino al alfabeto occidental, muy conocido y usado, pero en proceso de abandono. Muchas ediciones del Dào Dé Jing son conocidas en España por su antigua romanización Wade-Giles: Tao Te Ching.

La palabra Tsingtao, sin embargo, viene de otro sistema: el EFEO, un sistema inventado por laEscuela francesa de Extremo Oriente (École française d’Extrême-Orient) en el siglo XIX. Para entendernos el EFEO es la respuesta francesa al Wade-Gilles. La diferencia es que la inicial q del pinyin la trascriben como ts y la d como t. De ahí el nombre de Tsingtao.

Una vez resulto el misterio, sólo me queda decir, que la cerveza Tsingtao es la bebida alcohólica más popular en china junto con el 白酒 báijiǔ (alcohol blanco), que es un licor blanco destilado hecho a partir de arroz glutinoso en el sur de China y de trigo, cebada,  mijo o sorgo en el norte.

Los chinos no beben la cerveza tan fría como en España, en realidad, no suelen beber nada frío ya que según la medicina tradicional china, no es bueno para el cuerpo. Así que si viajáis a China tenéis que insistir en que os sirvan bien bien fría la cerveza.

El dabang de Crimen colectivo

caracteres

Los  años sesenta y setenta del siglo pasado fueron décadas de cambio, pero estos cambios fueron muy diferentes dependiendo de en qué parte del mundo te encontraras. Si estabas en Nueva York y tenías veinte años, probablemente seguías bajo los efectos del verano del amor y del Peace and Love de Woodstock. Si, en cambio, habías nacido en Madrid, tal vez estarías corriendo delante de los grises al grito de “Amnistía, libertad” y te reunirías de forma clandestina para discutir de política con fervor hasta el amanecer o, si eras del otro signo, captarías temeroso la atmósfera de cambio y sufrirías por la relajación de las costumbres. En Seúl, lo más probable es que pasaras las horas muertas en los dabang (다방), nombre con el que se conoce las cafeterías y salones de té en Corea. Los dabang se abrieron en el último periodo de la dinastía Joseon, normalmente asociados a los primeros hoteles de estilo occidental; se pusieron de moda en los 60, sobre todo en la capital, y se caracterizaban por una palpitante atmósfera intelectual, semejante a los cafés literarios en España.

Yun Heung-gilEl escritor Yun Heung-gil utiliza un dabang, el café Sanjo, como escenario principal del cuento Crimen colectivo. Pero ahora ya estamos en los años 70, que también son muy parecidos a algo que hemos conocido en España: desarrollismo sin democracia. Por ello, el escritor utiliza este espacio no como un lugar de debate político y literario sino más bien como un lugar triste donde se propagan toda suerte de calumnias y chismorreos.

Yun Heung-gil es un escritor de la Generación del Hangul, llamados así por ser los primeros en aprender y escribir en coreano, idioma que fue prohibido por los japoneses durante la invasión. El hangul es un silabario que representa sonidos, y en ningún caso representa ideas. Por eso, a pesar de las apariencias, cuando vemos signos en hangul no estamos ante ideogramas. Dabang, en hangul, se escribe 다방 y se pronuncia más o menos, “tapang”.

 

 

Tres personas hacen un tigre

Sin título

En la época de los Reinos Combatientes, Pang Cong, un funcionario del estado de Wei, antes de partir  en un viaje oficial le preguntó a su rey:

—Señor, si una persona llegase a palacio  y le dijera que un tigre vaga por el mercado de la ciudad. ¿Creería sus palabras?
—No, claro que no, eso es imposible —Respondió el rey.

El funcionario preguntó de nuevo:

—Si otra persona le dijera que también ha visto a ese tigre. ¿Qué pensaría?
—Comenzaría a dudar —reconoció el rey.
— ¿Qué pasaría si tres personas afirman que han visto a un tigre?
—Sin duda creería que es cierto.

Pang Cong respondió:

—Entonces tres personas hacen un tigre.

“Tres personas hacen (se convierten en) un tigre” san ren cheng hu (三人成虎) es un proverbio chino que significa que si una mentira es repetida, se acaba aceptando como verdad.

Traigo este proverbio chino al espacio de Caracteres porque define muy bien este tipo de sentencias chinas que se llaman Chengyu. Son aforismos conceptuales, crípticos sobre todo si no conoces la historia de su origen; densos porque están formados por solo cuatro caracteres y con carácter moralizante ya que  encierran una enseñanza.

En China los Chengyu se  utilizan con frecuencia y otorgan al hablante un cierto estatus elevado, tienen una connotación, por lo tanto, diferente de nuestros refranes.