¿Qué es el budismo?

Avalokiteshvara

Carta a Marcelo: sobre el budismo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Querido Marcelo

Sigo enfrascada en el budismo, tu comentario a la entrada: El desapego en el budismo chino. Sobre las contradicciones del budismo, me ha estimulado muchísimo.

Antes de comenzar esta carta,  para no perdernos, copio tu comentario a la entrada :

Hola, me parece que las contradicciones que ves son por falta de profundización sobre este tema, es completamente normal.

 En primer lugar la frase “sobre las contradicciones del budismo” es errónea, ya que lo que planteas en tu post son las contradicciones de gente que practica el budismo, no sobre la doctrina budista, que por cierto, es de las más sólidas que vas a encontrar.

Cuando hablas de que el sufrimiento, tirando mucho del hilo (porque hay toda una relación de causa-efecto a explorar filosóficamente antes de llegar a esta conclusión) es causado por el deseo, debes tener en cuenta que Buda se refería al deseo descontrolado (desear el bien a los demás, desear la iluminación, o incluso prosperar honradamente en la vida no es un deseo proscrito por el budismo).

En el caso que comentas, evidentemente haz dado en el clavo, se trata de una aberración de la práctica del budismo. Lamentablemente muchos monjes honrados coinciden en que se ha llegado a un punto en el que se da a la gente lo que quiere oír antes que la realidad, ya que los templos necesitan fondos y esta manera es la más fácil de conseguirlos en la cada vez más materialista sociedad china.

En todo caso, cabe aclarar que siempre hay varios niveles en cuanto a la comprensión de la religión, uno más popular en el que se cree que quemando incienso a Buda y dando una ofrenda (o rezándole al santo cristiano de turno y poniendo una moneda en su urna) nos va a ayudar; y otro más profundo, con un entendimiento más elaborado, pero no tan popular.

Estas contradicciones flagrantes y aparentes contradicciones pueden observarse en todas las religiones, sin duda. De hecho en el cristianismo y budismo, si te pones a escarbar, existen muchos puntos en común. Lo mismo con otras tradiciones como el Sufismo y hasta el Judaísmo!

Más allá de todo esto, está claro que hacer que un escribano escriba los deseos para después quemarlos con el objetivo de obtener un coche no está en línea con ningún tipo de lectura budista, ni popular ni más elaborada. El Amidismo o culto al Buda Amithaba, uno de los más sencillos de seguir y de lo más popular en China, consiste en repetir el nombre del Buda Amithaba para renacer en su reino, recibir sus enseñanzas y posteriormente alcanzar con su ayuda la iluminación. Ni siquiera en este tipo de budismo “básico” (aunque también es mucho más profundo de lo que parece si se escarba un poco) se promueve o justifica doctrinalmente un comportamiento como el que indicas, y que es algo extremadamente común, lamentablemente.

Muy buen blog, lo sigo semanalmente.

 Saludos!!

Como decía antes, tu comentario me ha estimulado, entre otras cosas, porque escuece cuando a uno le dicen que no sabe algo. En mi caso es un dolor parecido a cuando te golpeas el codo y sientes una calambre agudo. Es un dolor intenso  pero breve, que no se ha transformado en antipatía hacia ti Marcelo, todo lo contrario, es como un satori, permíteme la broma, un golpe en la mente pero que a diferencia de éste, no me ofrece un conocimiento, sino que me pone en el camino del conocimiento, un previosatori. De hecho, el budismo era una de mis asignaturas pendientes, como tantas otras.

Por otro lado, Marcelo, tienes razón: sé muy poco acerca del budismo;  así que voy a ir transformando mi ignorancia supina, en ignorancia a secas y ésta en aproximación, para más tarde, poder hablar sabiendo de lo que estoy hablando.

Tengo que decirte que además me viene muy bien esta investigación ya que paralelamente estoy leyendo Peregrinación al Oeste, una de las novelas más importantes de la historia de China, que narra en forma de fábula las aventuras del monje budista Tang Xuanzan que viajó a la India en busca de unos sutras que no se encontraban en China. Sin duda, todo lo que pueda saber del budismo me ayudará a entender esta magnífica novela de la que estoy disfrutando mucho, si bien no acabo de entender algunos conceptos a los que hace referencia.


Como primer paso en  mi investigación he acudido a un magnífico libro, ¿Qué el budismo?,escrito por Jorge Luis Borges y Alicia Jurado. Un libro que recomiendo a todos los que se quieran iniciar ya que resume los principios básicos, comenta las diferentes escuelas y deja entrever la profundidad filosófica de algunos conceptos budistas, además ofrece comparaciones muy lúcidas entre el budismo, el cristianismo y el judaísmo. Sólo tiene un problema: es demasiado corto.

El Buda legendario

Borges en colaboración con Alicia Jurado inicia el libro con un resumen de lo que es el buda legendario, más adelante analiza el buda histórico. Esta distinción es importante, ya que parece que Buda existió, mientras que de Jesucristo hay muchas más dudas y ningún testimonio histórico.

Este bellísimo resumen está confeccionado en base a dos textos el Latitatisvara, biografía del nacimiento de Buda desde su concepción hasta su iluminación en el Parque de los Ciervos,  y el Buddhacarita,  un poema sobre la vida de Buda escrito por Asvaghosa.

La leyenda cuenta como la madre de Buda, la reina Maya, sueña que en su costado derecho entra un elefante blanco de siete colmillos. Al despertar continúa con su vida normal mientras que en su vientre el Bodhisattva espera su alumbramiento rezando. El nacimiento llega un día en el que la reina pasea por un jardín y un árbol le ofrece una rama. El niño sale por el costado derecho y recibe el nombre de Siddharta.

No me voy a extender mucho en explicar la leyenda de Buda porque para eso es mejor acudir a las fuentes originales, pero uno de los momentos más importantes de su biografía de Buda es cuando descubre el dolor y la caducidad de la vida. Tarda unos años en descubrirlo porque su padre le tiene encerrado en un palacio rodeado de placeres. Pero Buda escapa en varias ocasiones y en sus fugas se encuentra con un anciano, un enfermo,  un muerto y un monje que no desea nada.  Es en este momento  es cuando Buda encuentra su camino.

(Continuará)

DIFERENTES REPRESENTACIONES DE EL BODHISATTVA 

FUENTE OXFORD ART ONLINE