Yo estuve allí: Las mansiones Chungking


Hace unos meses cuando llegué a China escribí una entrada titulada Tener y ser en Hong Kong. Era una entrada melancólica acerca de la ciudad.  Había pasado tres noches en la mítica Chungking Mansions, sin saber que era mítica claro, sino igual me lo hubiera tomando de otro modo.

En aquella entrada hablé de Mr Bi Bi el gerente de la pensión en la que me alojé, Four Season en el piso 14 y de la cama mortadeliana que tenía. Es probable que la habitación fuera de cuatro metros cuadrados. Sin exagerar.

Han pasado casi cuatro meses desde entonces. Ya me he acostumbrado al ambiente abarrotado de China y al continuo trasiego de gente. Aún así sigo pensando en esas primeras sensaciones en Chungking Mansions. Una amiga que vive en Hong Kong me he dicho que es el único sitio peligroso de la ciudad, que por otro lado es de las más seguras de Asia.

Chungking Mansion como se ve en la foto es una especie de colmena que alberga el mayor número de pensiones de todo Hong Kong en un solo edificio: 1.980 habitaciones en total (dato wiki). Se dice que la población fija es de 5000 personas y que día a día pasan cerca de 10.000 personas. Así es lógico que la revista Times lo nombrara ”el mejor ejemplo de globalización en Acción”.

El cineasta hongkonés Wong Kar-wai lo eligió como escenario de una de sus películas Chunking express, el título además hace referencia al edificio. El profesor de antropología Gordon Mathews (el señor de la foto de la izquierda) estuvo haciendo una investigación de campo: durante un año vivió tres noches a la semana en las diferentes pensiones. Sobre este edificio, que es casi una ciudad en miniatura ha dicho lo siguiente: “The ongoing myth has been of Chungking Mansions as a hellhole. But it is not. It is a beacon.”, que más o menos significa que aunque tiene fama de ser el agujero del infierno, en realidad, es un faro.

¿Si lo recomendaría? Para una primera experiencia sin saber muy bien donde te metes, pues la verdad no lo recomendaría. SI mides más de un metro ochenta tampoco lo recomendaría. Pero si eres una persona que le gusta las experiencias un poco fuertes y la vida en estado puro, reserva en Chungking Mansions, no lo olvidarás.