La red colaborativa ya existía en China


Está de moda la web 2.0 y es una suerte para la humanidad. La colaboración de los internautas está haciendo que progrese la humanidad y cada vez más universidades e instituciones comparten sus trabajos y abren sus bibliotecas.

En China, antes de la revolución, el escritor Lin Shu sin saberlo fue precursor de la web 2.0 cuando todavía no se sabía ni lo que era un chip.  Lun Shu tradujo y, por lo tanto dio a conocer por primera vez a muchos compatriotas,  más de doscientas obras de literatura occidental. Lo ma´s curioso es que Shu no conocía ninguna lengua extranjera; utilizaba un método colaborativo espontáneo.  Los amigos que sabían idiomas traducían oralmente al chino vernáculo las obras y Lun Shu las escribía en chino tradicional.