Pablo Busteló y la profecía autocumplida china

La Fundación Juan March cerró el ciclo de conferencias Bric sobre países emergentes con una charla centrada en si China se iba a convertir en una amenaza militar en los próximos años. A algunos nos parece una suposición un poco osada, pero en los círculos internacionales no todo el mundo ve con buenos ojos el avance de China.

Pablo Busteló realizó una charla muy interesante y aportó datos y conjeturas sobre el futuro de China. Destacó que, a pesar de que en los próximos años va a aumentar, el gasto militar chino parece que  ni de lejos va a llegar a los niveles de inversión de Estados Unidos. El instituto Rand, cercano al Pentágono, consideraba que este gasto se limitaría a la sexta parte de lo se gasta su gobierno.

A pesar de los datos, Busteló dio a entender que en los mentideros políticos internacionales transitaba la idea de la amenaza china,  (sobre este tema, se puede ver la entrada Fu Manchú y el peligro amarillo). A pesar de que él no estaba de acuerdo con esta idea e insistió en lo difícil que es saber lo que ocurrirá de aquí a unos años,  desarrolló un argumento bastante interesante  relacionado con la profecía autocumplida.

Quizá sería interesante que el lector consultase el enlace de la wikipedia en el que se explica qué es la profecía autocumplida, porque es un mecanismo más poderoso de lo que nos podemos imaginar.  Para resumirlo en una sola frase diremos que “si una situación es definida como real, esa situación tiene efectos reales”. Es decir, que si los agentes internacionales y los expertos consideran que China es una amenaza, su comportamiento hacia el país se modifica en función de esta idea preconcebida, lo que a su vez hará que China modifique su propio comportamiento.

Voy a poner un ejemplo muy burdo. Si a una persona que cree en la lectura del tarot, las cartas le dicen que su novio le va a dejar, esa persona modificara la realidad para amoldarla a esa idea. Elegirá de la realidad sólo aquellos momentos que vengan a confirmar esta tesis e incluso  podrá llegar a provocar esa reacción en su pareja. La profecía autocumplida es también la base del efecto placebo y otros mecanismos de sugestión.

No sé lo que pasará en un futuro con China. Pero desde luego el pueblo chino se merece un descanso después del siglo veinte tan violento y cruel que ha vivido. Mi deseo es que puedan disfrutar de décadas de paz y disfrutar de su nueva posición en el mundo.

En este enlace de la Fundación Juan March podéis oír la conferencia.

En este vídeo se muestran las conclusiones de la conferencia: